GUIA DE LOS MASONES ESCOCESES*

O CUADERNOS DE LOS TRES GRADOS 
SIMBOLICOS DEL RITO ANTIGUO Y ACEPTADO
 
Instrucción de Aprendiz
 
P. H. Primer Vig.´., ¿Qué es lo que nos une?
R. Un culto.
P. ¿Cuál es?
R. Es un secreto
P. ¿Cuál es ese secreto?
R. La masonería.
P. ¿Sois masón?
R. Mis hermanos y compañeros me reconocen como tal.
P. ¿Quién puede ser un masón?
R. Aquel que es nacido libre.
P. ¿Cómo fuisteis preparado para ser recibido masón?
R. Primero en el corazón.
P. ¿Dónde fuisteis conducido después?
R. Al interior de una cámara contigua a la L.
P. ¿Cómo fue esta preparación?
R. No estaba ni desnudo, ni vestido y privado de todos los metales; una cuerda al cuello. En este estado fui conducido a la puerta del templo acompañado por un amigo, que después reconocí como mi hermano.
P. ¿Cómo conocisteis que estabais a la puerta de la logia, puesto que teníais los ojos vendados?
R. Porque fui parado y enseguida admitido.
P. ¿Cómo fuisteis admitido?
R. Por tres golpes fuertes.
P. ¿Qué os dijeron?
R. ¿Quién va? A lo que respondí: alguien que pide ser admitido en la R.'. L.'. de San Juan.
P. ¿Cómo os atrevéis a esperarlo?
R. Porque soy nacido libre y de buenas costumbres. 
P. ¿Qué os dijeron entonces?
R. Que dijera mi nombre y apellido, mi edad, mis estudios, mi religión y mi lugar de nacimiento.
P. ¿Después qué se os ordenó?
R. Entrar.
P. ¿Cómo entrasteis?
R. Tenía la punta de una espada, o alguna otra arma guerrera apoyada en la sien izquierda.
P. ¿Qué os pidieron?
R. Si oía o veía alguna cosa.
P. ¿Qué respondisteis?
R. Que oía pero que no veía nada.
P. ¿Por quién fuisteis recibido a la entrada?
R. Por el 2º Vig.'.
P. ¿Qué dispuso de vos?
R. Me entregó al hermano experto, quien me ordenó me pusiera de rodillas y participar de una plegaria que el V.'. M.'. recitó. 
P. ¿Qué se os pidió después de esta plegaria?
R. En quien ponía mi confianza.
P. ¿Qué respondisteis? 
R. En Dios. 
P. ¿Qué os hicieron después?
R. Se me tomó la mano derecha, se me hizo levantar y diciéndome después que no temiera nada y que siguiera a mi guía sin peligro.
P. ¿Dónde os condujo ese guía?
R. Me hizo dar tres vueltas alrededor de la logia.
P. ¿Dónde os encontrasteis con un obstáculo?
R. Al sur, detrás del segundo Vig.'., donde golpeé calmadamente tres veces.
P. 
R.
¿Qué respuesta os dieron? 
Se me pregunta: ¿Quién va?
P. ¿Qué respondisteis?
R. Como en la puerta: alguien que pide ser recibido masón.
P. ¿Dónde encontrasteis el segundo obstáculo?
R. Detrás del primer Vig.'., al oeste, donde di tres golpes y dije después las mismas respuestas a sus preguntas.
P. ¿Dónde encontrasteis el tercer obstáculo?
R. Detrás del M.'., donde llamé del mismo modo y di otra vez las mismas respuestas.
P. ¿Que hizo con vos el Maestro?
R. Me hizo conducir al primer Vig.'., al oeste, para recibir instrucciones.
P. ¿Cuáles son las instrucciones que él os da? 
R. Me enseña a dar el primer paso en el ángulo de un cuadrado, a fin de que pueda llegar al altar para cumplir mi obligación. 
P. ¿Dónde las cumplisteis? 
R. En el altar de los juramentos, mi rodilla izquierda y mi pie derecho desnudos, mi cuerpo derecho formando una escuadra; mi mano derecha sobre la Biblia, el compás y la escuadra  mi mano izquierda sosteniendo el compás apoyado sobre la sien izquierda, y presté el solemne juramento de los masones. 
P. Después que hubisteis prestado juramento, ¿qué os fue dicho?
R. Me pidieron qué era lo que más deseaba.
P. ¿Qué respondisteis?
R. La luz. 
P. ¿Quién os dio la luz? 
R. El M.'. y todos los hermanos.
P. Cuando hubisteis recibido la luz, ¿qué es lo que sorprendió a vuestra vista?
R. Una biblia, una escuadra y un compás.
P. ¿Qué os dijeron que significan?
R. Tres grandes luces en la masonería.
P. Explicadmelas.
R. La biblia regula y gobierna nuestra ley; la escuadra nuestras acciones y el compás nos mantiene dentro de los justos límites hacia todos los hombres y particularmente hacia nuestros hermanos.
P. ¿Qué se os mostró después?
R. Las Tres sublimes luces de la masonería: el sol, la luna y el V.`. M.`. de la logia.
P. ¿Qué hizo con vos después?
R. El V.`. M.`. me tomó la mano derecha, me dio el toque y la palabra y me dijo: levantaos, hermano.
P. ¿Qué es lo que compone una logia?
R. Tres, cinco, siete.
P. ¿Por qué tres componen una logia?
R. Porque hubo tres grandes masones empleados en la construcción del Templo de Salomón.
P. ¿Por qué cinco? 
R. Porque todo hombre está dotado de cinco sentidos. 
P. ¿Cuáles son estos cinco sentidos? 
R. El oído, el olfato, la vista, el gusto y el tacto.
P. ¿Cuál es su uso en la masonería? 
R. Tres son de mucho uso.
P. Explicadme su uso.
R. La vista, para ver los signos; el tacto, para notar el toque y reconocer a un hermano, tanto en las tinieblas como en la luz, y el oído, para entender la palabra.
P. ¿Por qué siete componen una logia?
R. Porque hay siete artes liberales.
P. ¿Queréis nombrármelas?
R. La gramática, la retórica, la lógica, la aritmética, la geometría, la música y la astronomía.
P. ¿Qué utilidad tiene para los mas.`.?
R. La gramática nos enseña a hablar y escribir.
P. ¿Qué nos enseña la retórica?
R. Es el arte de hablar y discurrir sobre las cosas.
P. ¿Qué nos enseña la lógica?
R. El arte de razonar y de distinguir lo verdadero de lo falso.
P. ¿Qué nos enseña la aritmética?
R. El poder de los números.
P. ¿Qué nos enseña la geometría?
R. El arte de medir la tierra, del mismo modo que los Egipcios lo practican para reencontrar sus terrenos en la misma cantidad después de los desbordamientos del Nilo, que sumerge frecuentemente el país, cuando huían hacia las montañas; y para evitar las disputas que se producirían entre ellos a mi modo de ver, inventaron la geometría, ya que con su ayuda volvían a encontrar la cantidad justa de terreno. Esta misma regla fue después conservada y practicada por todas las naciones.
P. ¿Qué nos enseña la música?
R. La virtud de los sonidos.
P. ¿Qué nos enseña la astronomía?
R. A conocer los cuerpos celestes.
P. ¿Qué forma tiene vuestra logia?
R. Rectangular.
P. ¿Cómo está orientada su anchura?
R. De este a oeste.
P. ¿Cómo su longitud?
R. De sur a norte.
P. ¿Cuál su altura?
R. De la tierra al cielo.
P. ¿Su profundidad?
R. De la superficie de la tierra hasta su centro.
P. ¿Por qué?
R. Porque la masonería es universal.
P. ¿Por qué vuestra logia está situada de este a oeste?
R. Porque todos los templos lo están también.
P. ¿Por qué es así?
R. Porque la palabra del evangelio fue primero predicada en el este y se extendió enseguida hacia el oeste.
P. ¿Qué sostiene vuestra logia?
R. Tres grandes pilares.
P. ¿Cuáles son sus nombres?
R. Sabiduría, fuerza y belleza.
P. ¿Qué representa el pilar de la sabiduría?
R. Al maestro al este.
P. ¿Qué representa el pilar de la fuerza? 
R. Al primer vigilante al oeste.
P. ¿Qué representa el de la belleza?
R. Al segundo vigilante al sur.
P. ¿Por qué el maestro representa el pilar de la sabiduría?
R. Porque dirige a los obreros y mantiene la armonía entre ellos.
P. ¿Por qué el primer vigilante representa el pilar de la fuerza?
R. Porque el sol finaliza su curso en el oeste; también el primer Vig.`. está para pagar a los obreros, pues los salarios son la fuerza y el sostén de su existencia.
P. ¿Por qué el segundo Vig.`. el de la belleza.
R. Porque está situado al sur, que es la parte más bella del día, para hacer reposar a los obreros y les recuerda la alegría en su trabajo, a fin de que el Ven.´. tenga honor y gloria.
P. ¿Por qué decimos que nuestra logia está sostenida por tres grandes pilares?
R. Porque la sabiduría, la fuerza y la belleza son las perfecciones de todo y nada puede durar sin ellas.
P. ¿Por qué?
R. Porque la sabiduría inventa, la fuerza sostiene y la belleza adorna.
P. ¿Vuestra logia está cubierta?
R. Si, por una bóveda celeste de nubes de diversos colores.
P. ¿De dónde soplan los vientos para los masones?
R. De este a oeste.
Traducción: Anselmo
Nota 
* Traducido a partir de la versión francesa aparecida en el Nº 10 (1985) de la revista Villard de Honnecourt. Concretamente esta Guía se incluye en el trabajo de Gilles Pasquier "Las instrucciones de los grados simbólicos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado". Según este autor dicha Guía era utilizada por los masones del R:. E:. A:. A:. al principio del siglo XIX, concretamente entre los años 1804 y 1821. (N. de ed.).